image1 image2 image3
logo

Valdepeñas: disparates ambientales de nuestro ayuntamiento

La reciente rueda de prensa de nuestra Concejala de Medio Ambiente, por disparatada no puede ser pasada por alto de esta asociación medioambiental que ya desde el 2012 cambió su sede de Infantes por implicarse en este municipio de mayor concentración urbana e industrial.

 



Aunque las empresas del sector vinícola hayan conseguido elevar las  tasas de depuración de sus vertidos, no estamos nada de acuerdo que sean consecuencia de las políticas ambientales de nuestro Ayuntamiento, más bien es consecuencia de la aplicación de normas comunitarias en nuestra territorialidad y de la progresiva concienciación de nuestro sector empresarial, pues las políticas sancionadoras no se han aplicado con criterios de ecuanimidad en nuestras industrias.

Es el caso de la contaminación ambiental de ciertas empresas, que convierten en irrespirable nuestro aire, algo que deben sufrir nuestros ciudadanos, sobre todo los más jóvenes, porque esto se percibe especialmente en nuestros Institutos de Educación Secundaria y en el Parque Cervantes.

Y todo ello a pesar de que su partido en su última Conferencia Política ya establecía en su punto 83 “que el socialismo debe actualizar los parámetros de su acción política situando en el centro de su ideario el ecologismo". Este principio debe servir por tanto de faro para guiar la política ambiental de nuestro ayuntamiento.

También la directriz de política ambiental del PSOE les obligaba a favorecer la educación ambiental en todos los planes educativos y no precisamente eliminando monitores con la excusa de “recortes presupuestarios” que no se aplican en subvencionar a algunos clubs deportivos y cofradías... La concienciación ciudadana es un pilar fundamental para conseguir preservar el medio ambiente, y esto debe ser considerado siempre como algo prioritario para asegurar el bienestar de nuestros ciudadanos.

Es una vergüenza que nuestra organización (CEAM ) presente en la región desde 1999 y sin contar con ninguna clase de ayuda, lleve dos años organizando actividades voluntarias en el C.P. Jesús Castillo o publicando una web: ecojaragua.com y proponiendo informes diversos desde  temas como el Fracking, envenenamiento de palomas, talas  indiscriminadas de pinos centenarios en el Parque Cervantes, aplicación de agro-tóxicos e insecticidas, enfermedades ambientales, contaminación con proliferación de antenas Wifi, reforestaciones engañosas,  presencia en la web del Ayuntamiento como colaboradores ( parece que ya lo han quitado ) … ¿puede atreverse a hablar de impulso del Medio Ambiente? ¿No sería mejor denominarse parques y jardines de dudoso gusto estético? Frente a la cultura de gastar mucho dinero del erario público en la reparación de calles, a veces con polémicas abiertas sobre la transparencia con que se hacía, como quedó especialmente en evidencia en las obras del paseo Luis Palacios, se ha mantenido el considerable abandono que sufren otros parajes de nuestra ciudad, de enorme valor paisajístico, como es el caso, del cerro de San Cristóbal o el paraje de El Peral.

Sinceramente, ¿hay muchos miembros del equipo municipal que les interese algo esta importante dimensión, fuera de actividades impositivas? Recordamos una propuesta para aminorar gastos en combustibles fósiles y compensar con mano de obra contratada los trabajos de jardinería...

Cada vez que hemos hablado del perjuicio de la contaminación atmosférica de Frimancha, la única razón esgrimida para hacer la vista gorda era “que crean muchos puestos de trabajo en Valdepeñas...”  Con ese criterio se justificarían tantas actividades dañinas que afortunadamente se han controlado en España, aun cuando queda mucho por hacer... ¿Cuantas iniciativas, en conversaciones con la empresa citada, han tratado de dar facilidades para el traslado de las plantas contaminantes a otros suelos?

Nuestra ONG ha facilitado informes a partidos políticos, organizado Foros Ambientales, e incluso con artículos de opinión en prensa, pero por arte y gracia de su servicio ambiental, no vamos a perdurar eternamente en un pueblo, cuya autoridad municipal da la espalda tanto a las directrices políticas de su partido como a las normativas europeas, dejando a Valdepeñas como municipio sucio   y tercermundista aunque, eso si, folklórico sin par.”

Creemos que aun se puede hacer más, en concienciación ciudadana, en educación, en información ciudadana de problemas ambientales, en investigación de nuestro patrimonio cultural en las inmediaciones de nuestra ciudad, pero nos vemos limitados por la falta de seriedad de este ayuntamiento a la hora de afrontar una política medioambiental real y social.

2017  EcoLaMancha