image1 image2 image3
logo

Aterrizando en Bruselas: Una ventana al autoconsumo

Los pasados días 14 y 15 de octubre tuve el grato honor de ser uno de los invitados al fórum público, organizado en el Parlamento Europeo por la coalición Primavera Europea, y que reunió a más de una veintena de pequeños productores fotovoltaicos afectados por el RDL 9/2013 que suprimió con carácter retroactivo las primas a las renovables comprometidas en su momento por Su Majestad El Rey don Juan Carlos a través del RD661/2007.



Durante el acto liderado por los eurodiputados Jordi Sebastià ( Compromís) y Florent Marcellesí ( EQUO), y bajo el título de “El veto español a las renovables: una decisión insostenible y anti-europea”, los asistentes abogamos por la necesidad imperiosa de acometer un cambio de rumbo radical a la política energética en España, cambio que debe tener como primer paso ineludible la reposición de la seguridad jurídica que ha dejado a millares de pequeños inversores con el culo al aire, a la vez que ha comprometido muy seriamente la credibilidad y viabilidad del autoconsumo solar….

Podría escribir líneas y líneas de lo que allí se debatió y argumentó, pero seguramente a estas alturas de la partida ya no aportaría nada nuevo; la situación es tan flagrante  y objetiva que muy posiblemente tan sólo pueda explicarse y justificarse desde la perspectiva de los Rodrigo Rato, Ángel Acebes, Bárcenas, Miguel Arias Cañete, Francisco Granados,  y tantos y tantos “presuntos” que pueblan los pasillos de la calle Génova.

Así que hoy no os voy hablar de lo que aconteció en Bruselas, sino de una experiencia vital y casi sobrenatural que viví al aterrizar en el aeropuerto de Zaventem ( Bélgica).

2017  EcoLaMancha