image1 image2 image3
logo

El V Foro de Medio Ambiente instó a la creación de un Tribunal Internacional de Medio Ambiente

El 30 y 31 de octubre tuvo lugar el V Foro Internacional de Medio Ambiente con sede en Buenos Aires. Las actividades se desarrollaron en el Colegio Público de Abogados de Capital Federal, en la Embajada de Brasil y en la Universidad de Belgrano (UB), con innumerables expositores de todo el mundo sumados a más de 500 inscriptos y adherentes.

 La Dra. Graciela Gómez junto a Eduardo Pigretti.

Nuevamente uno de los ejes de los catedráticos hizo hincapié en la “urgente necesidad” de la creación de una Corte Penal Internacional de Medio Ambiente, que en junio pasado fue convocada por Antonino Abrami, de la Supranational Environmental Justice Foundation (SEJF) como el gran debate en la Scuola Grande San Evangelista, Venecia, donde la sede física espera ser inaugurada. Allí confluyeron más de 35 parlamentarios europeos, incluido el ministro de italiano de Desarrollo Económico, Flavio Zanon.

Otro gran precursor que aboga por ese mismo sueño, el maestro Eduardo Pigretti, manifestó en su exposición: "Hemos realizado hace algunos años reuniones en las ciudades de Florencia, Rio de Janeiro, Nueva York y Roma, nos constituimos para tratar de concebir un Tribunal Internacional Ambiental. Fueron en esa oportunidad representantes de la Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Checoslovaquia, Chile, Colombia, Dinamarca, Filipinas, Francia, Japón, Gran Bretaña, Grecia, Irlanda, Italia y muchos países más”.

“En esa oportunidad -señaló- pude conocer a los jueces que intervinieron el diferendo con Uruguay por el grave problema de la pastera Botnia y me hicieron sufrir mucho, porque no estaban a la altura de las circunstancias. Los vi mal a esos jueces, por eso ahora más que nunca quiero instar a que siga este procedimiento de establecer un Tribunal Internacional, tenemos necesidad”.

Por su parte, el Dr. Amedero Postiglione, juez de la Corte de Casación de Italia, director de la Corte Internacional de la Fundación para el Medio Ambiente (ICEF), e integrante en consecuencia para ese país, hizo publicar todos los trabajos que se cumplieron en esas reuniones.

“Cuantiosa biblioteca existe sobre la imprescindible necesidad de que los Tribunales Ambientales sean establecidos –dijo Pigretti-. Pero no es tan pacífico el tema de hacer justicia ambiental, porque ya vieron en las anteriores exposiciones la gravedad de estos asuntos. Nosotros vamos a tribunales de La Haya que son sin especialización ambiental y seguiremos yendo porque no hay otro, y ya vimos el resultado de jueces a los que no les interesa hacer justicia".

VER PONENCIA Dr Pigretti y Dra Gomez AQUÍ

Asistieron también eminencias como el profesor de la UB Mariano Valls. También hicieron su aporte las conmovedoras palabras de Yolanda Ortiz, la primera secretaria de Medio Ambiente que tuvo la Argentina y Latinoamérica en 1973, quien recordó el Mensaje Ambiental a los Pueblos y Gobiernos del Mundo del Gral. Perón. Aquel intento por darle al problema ambiental la máxima prioridad que no fue comprendido por la sociedad ni los dirigentes.

El Proyecto “Aula Ambiental” presentado y coordinado por la Dra. Silvia Coria hizo participar a estudiantes secundarios e universitarios en “Jóvenes Ecologistas". Asimismo, otro panel con Antonio Elio Brailovsky (UB) e Inés Sánchez de Pinto (Universidad de Santiago del Estero) abordó la necesidad de una educación ambiental.

Alberto Rubio (UB) tuvo una enérgica exposición sobre normas y conciencia ambiental tomando el caso tan discutido en nuestros días sobre los peligros del"fracking".

A su turno, el Dr. Adrián Meza Soza (UPF Nicaragua) manifestó en su exposición crítica que "en los últimos años Centroamérica ha estado llena de gobiernos verdes, de diputados verdes, de empresarios verdes, de jueces verdes y por supuesto también de universidades verdes. Y en algunas ocasiones a esto le llamábamos la visión de Nación o incluso la Visión Regional de Nuestro Futuro Sustentable”.

“Pero quienes somos centroamericanos sabemos que esto ha sido mucho más música que baile. Es decir, lo decimos coloquialmente en nuestra región, ‘una salsa sin maracas’, por lo tanto en Argentina tendríamos que decir ‘un tango sin lamento poético’, muchas palabras y poquísimos hechos", refirió, haciendo sonreír al mismísimo Frank Talluto, agregado de Medio Ambiente, Ciencia, Tecnología y Salud de la Embajada de Estados Unidos.


Fuente: NOVA INTERNACIONAL

2014  EcoLaMancha